InicioOpiniónMotivación del personal

Motivación de Personal en el Comercio minorista.

Motivación de Personal en el Comercio minorista.

Equipos motivados: una de las claves para que el negocio prospere.

Existe una estrecha relación entre equipos de trabajos motivados y satisfacción de los clientes, por ello hoy en día es indispensable constituir una organización que brinde entusiasmo, calidad y cortesía a la hora de abrir las puertas.


El fundador de McDonald’s, Ray Kroc dijo una vez que: si me hubieran dado un adoquín cada vez que he dicho las palabras Calidad, Servicio, Limpieza y Valor, podría pavimentar una carretera de dos carriles hasta la luna. Ahora bien, para trasladar estos conceptos a la practica de nuestro negocio se necesita, gente dando lo mejor de si misma todos los días y con pagar un sueldo adecuado lamentablemente no alcanza. En principio, se debe formar un equipo de trabajo, que no es lo mismo que un grupo, la diferencia es que un grupo es simplemente un conjunto de personas, en cambio en el equipo ese conjunto de personas tiene objetivos comunes. Para dar un ejemplo bien practico, el objetivo del negocio puede ser “Calidad de atención al cliente”, de repente llega alguien al negocio, y se dirige hacia alguna sección del local, en ese momento, quien atiende ese sector se encuentra recibiendo algún pedido, otro empleado que se encuentra en una distinta sección, observa esta situación, esta persona puede tomar distintas actitudes; ignorar al cliente desentendiéndose de la situación y continuar con sus tareas, con lo cual estaría actuando como perteneciente a un grupo. En cambio, si decide atender a este cliente, cubriendo al compañero, siempre y cuando sea idóneo, o ir a comunicarle que hay gente esperando, esta demostrando que conforma un equipo, porque esta atendiendo al objetivo común, que respondía a la calidad de atención.
Para lograr formar equipos es fundamental tener claro las metas y objetivos, tanto colectivos, como individuales. Además del sueldo a la gente la movilizan diversos aspectos, los cuales debemos tratar de que se satisfagan utilizando al trabajo como medio de realización. Algunas de las claves para que el equipo se motive pueden ser: reconocimiento del trabajo bien realizado, sin caer en excesos, siempre es bueno señalar las cosas hechas como pretendemos. Permitir mejoras propuestas y contribuciones por parte del personal, Sam Walton, fundador de otra gran empresa, Walmart, decía que: las mejores ideas siempre han venido y siempre vendrán de los empleados. También es necesario generar un clima agradable, esto hace que se multipliquen las actitudes positivas y se este de mejor animo para atender a los clientes. Otro aspecto muy positivo es fomentar el intercambio de puestos, lo que conocemos como rotación, el mismo hace que todos conozcan el trabajo de todos, aumentando la capacidad del equipo y disminuyendo la rutina, uno de los principales enemigos cuando hablamos de motivación.
Debemos señalar también que con estas cuestiones además de mejorar la calidad de la atención, evitamos la deserción laboral del negocio. Muchos clientes suelen acostumbrarse y entablar afinidad con quienes los atienden, convirtiéndose en compradores leales del local. De esta manera, si estamos permanentemente cambiando las caras de quienes realizan la atención, se pierde la identidad y familiaridad del negocio. Otro de los enemigos de la motivación es la frustración, esta puede ocasionarse cuando existe desigualdad en el trato, es decir que, no todos respetan las mismas reglas. Estas permisivas a veces suelen otorgarse por amiguismo o preferencias, lo cual no es transparente y sincero para el negocio. También la frustración se produce cuando no se predica con el ejemplo, hay negocios en los cuales el dueño se toma atribuciones que atentan contra su mismo negocio, como cuando no les tiene paciencia a los clientes. En un equipo se necesita el esfuerzo y compromiso de todos los integrantes, más allá del rango que ocupen dentro de la jerarquía. Dentro de estos propósitos el dueño del comercio debe desempeñar un papel de líder, disminuyendo el rol tradicional de capataz. Si frecuentemente tenemos que recurrir a decir ¡Hace las cosas de esta forma porque te lo ordeno! estamos en un problema, estamos lejos de conformar un equipo y más aun de tener el personal motivado. El líder dirige y conduce al personal a alcanzar los objetivos propuestos, adecuándose a las distintas situaciones, enseñando y aprendiendo de sus colaboradores. De todas formas esto es algo que no se logra de un día para otro, requiere tiempo para constituirse, pero una vez logrado, hace la diferencia y el cliente lo percibe. Es muy bueno comenzar motivándonos nosotros mismos, tal como dice la frase “en las organizaciones para que los cambios sean significativos deben comenzar desde arriba”.

Lisandro Cardozo
Lisandro.cardozo@hotmail.com

Pasos fundamentales para lograr un “personal motivado”:
1- Formar equipos (objetivos comunes).
2- Comunicar las metas y objetivos.
3- Evitar la rutina y la frustración.
4- Liderar los equipos, con comunicación sincera, enseñando y aprendiendo de los colaboradores.
5- Lograr en el personal: entusiasmo y el mejor aporte de cada uno de los integrantes.

Lisandro Cardozo - Natural de Santa Fe, Argentina, es autor de numerosos artículos y libros sobre distribución comercial.

Política de empresaContactoQuiénes somos